Tu cachorro debe sentirse libre para explorar su nuevo hogar, quizá se muestre receloso, háblale con dulzura, da muy buenos resultados, El cachorro, como un bebe, necesita muchas horas de sueño, llévalo al sitio que haya destinado para él, acomódalo en su cesto con algún objeto que le dé confianza, ten en cuenta que al principio todo le resultara extraño, no están sus hermanos ni su madre, pero con las atenciones necesarias muy pronto mostrara su carácter alegre y juguetón. El destete de la madre junto con el cambio de lugar donde vive es una causa de gran stress para cualquier animal, siendo un momento crítico donde incluso se ve comprometida su inmunidad y pueden enfermarse.

El buen desarrollo tanto físico como psíquico de su cachorro dependerá mucho del trato y del entorno que le rodee, por ello, cuanto más animoso sea el crecimiento de su cachorro, más equilibrado será de adulto, y como consecuencia mas satisfecho se sentirá usted.

ALIMENTACION

Antes que cualquier cosa tienes que recordad que tu mascota es un ser vivo que necesita los nutrientes adecuados para su desarrollo, un perro bien alimentado es un perro fuerte y emocionalmente sano.

Toma en consideración que esta creciendo y si tienes un perro que será de raza grande una mala alimentación podrá descalcificarlo, por lo que debes tener en cuenta consultar con algún veterinario si no estas seguro que alimentos dar y cuanta cantidad así como cuantas veces por día.

Los cachorros en cada etapa de su desarrollo necesitan atenciones especiales, puedes distribuirte con tu familia las tareas a realizar para que pueda tener la atención que se merece.

En general la frecuencia correcta de alimentación de tu cachorro relacionado con su edad es la siguiente:

-Hasta los 3 meses 4 veces al día -Desde los 4 debe comer 3 veces al día -Desde los 7 solo debe comer 2 veces -Al año solo debe comer 1 vez o 2 de media ración, mejor 2 veces sin duda alguna para que no tenga problemas con su estomago.

Las horas de comida deben ser regulares y la cantidad debe variar de acuerdo a su crecimiento, actividad, y tipo de ración que le brindes. Debe aprender a comer a su hora si no come debe esperar hasta que su turno llegue nuevamente. Siempre debe tener agua limpia y fresca en algún recipiente que sea de fácil acceso y que no cambie de lugar con frecuencia.

Nunca le cambies la dieta bruscamente ni es bueno o recomendable darles de comer, azúcar, dulces, frutas secos, papas, boniatos ,pescados

o carnes muy saladas o ahumadas, embutidos, chocolates, condimentos, helados, huesos de aves, cordero, conejo, o huesos astillosos en general, ya que estos se pueden clavar en algún conducto al tragarlos. He visto muchos casos graves por comer huesos en especial cocidos y filosos resultando en emergencias quirúrgicas. También he tenido casos de perros que llegan casi asfixiados al consultorio por esta causa. En otras ocasiones al masticar un hueso les queda metido entre las muelas ocasionando gran salivación (sialorrea) y siendo motivo de que me los traigan a consulta con urgencia.

El cachorro tiene que acostumbrarse a comer siempre en el mismo lugar y en general recomiendo alimentarlo con alguna ración de cachorros de buena calidad. También podemos optar por una comida a base de carne, verdura y arroz y harina de maíz pero debemos tener en cuenta el cocinar y todo lo que ello significa.